esenptitderu

¿Una crema anti-polución? ¡La quiero ya!

crema anti-polución

Todos los días escuchamos en la tele, en la radio y en la calle las palabras “polución” y “contaminación”. Desde hace muchas décadas se estudian sus consecuencias para la salud y son muchos los estudios que demuestran sus efectos negativos en las vías respiratorias.

Además de las vías respiratorias, en los últimos años, se ha probado que nuestra piel también puede resultar gravemente afectada pues es el órgano más amplio de nuestro cuerpo y su función principal (función barrera) es la de protegernos.

¿Cómo identificar los efectos de la polución en la piel? A corto plazo se traducen en un enrojecimiento e irritación de las membranas y mucosas y, a largo plazo, llevan a un envejecimiento prematuro, degradación del colágeno (elastosis) y posible aparición de melanomas. Además de las manchas, las arrugas de una piel afectada por la contaminación son más profundas.

Todo esto se debe a que muchas veces nuestra piel “respira” todo menos aire puro. En ambientes urbanos, la piel puede ser afectada por los metales pesados e industriales de las fábricas, el óxido de nitrógeno de los coches, monóxido de carbono del tabaco etc. La contaminación por partículas es especialmente importante ya que muchas partículas se comportan sinérgicamente aumentando los efectos tóxicos de otros contaminantes. Los metales pesados son motivo de preocupación ya que tienen tendencia a la acumulación en el organismo. Hay diminutas partículas sólidas que pueden ser fáciles de asimilar, como las bacterias, hongos o esporas y las que son difíciles de asimilar, como los compuestos orgánicos y los metales pesados (plomo, manganeso o níquel entre otros). Los niveles de estos elementos en el aire varían mucho dependiendo de la zona geográfica.

“Los tiempos han cambiado y los laboratorios nos hemos tenido que adaptar rápidamente para dar soluciones frente a esta nueva problemática.  Si a la radiación solar se le suma la contaminación asistiremos al envejecimiento prematuro de la piel. A la preocupación con la protección solar se suma la necesidad de proteger la piel de la polución”, explica Susanna Roca, formuladora en Bella Aurora Labs.

“Como laboratorios debe ser nuestra preocupación diseñar productos cosméticos que combatan los efectos nocivos de los contaminantes ambientales. Las acciones básicas que debemos proporcionar con nuestras fórmulas son: bloquear los metales pesados para evitar que puedan interaccionar con los sistemas biológicos, proteger y estabilizar las membranas celulares para evitar la destrucción de células por la acción de los metales pesados y, por último, una acción antioxidante frente a la generación de radicales libres”, determina la formuladora.

Bella Día

 

 

Los laboratorios de Bella Aurora han diseñado productos cosméticos con un activo que es capaz de lograr las tres acciones básicas combinando diversos compuestos de origen vegetal: cereales como el trigo y la cebada que contienen principios activos capaces de secuestrar los metales pesados; frutas como la manzana, melocotón y naranja cuyos polisacáridos protegen las membranas celulares frente la agresión de los agentes externos y el ginseng con una acción antioxidante potente debido a su capacidad de bloquear los radicales libres.

 

Descubre bella: tu crema anti-polución