esenptitderu

Fotoenvejecimiento

La piel en general y especialmente la de la cara, el cuello y las manos, estás expuestas a múltiples factores externos que las van deteriorando más que el resto de la piel corporal. A pesar que a los 20 años de edad veamos una piel sana y bella ésta ya está empezando a sufrir de forma irreversible por la acción del sol y sus rayos ultravioleta (UVA y UVB)Nuestro mayor enemigo y quien más afecta al proceso de envejecimiento es la exposición al sol.

Hay otros factores asociados al deterioro cutáneo prematuro como es el consumo de tabaco; quienes fuman también tienen un más rápido envejecimiento de su piel. Tener una alimentación pobre o no  equilibrada, el no descansar o dormir suficientemente, la presencia de enfermedades de base y las predisposiciones genéticas de cada individuo, hacen que el paso del tiempo se manifieste a un ritmo diferente de una persona a otra.

Consumo de tabaco

La piel bronceada se ha considerado un atributo seductor en nuestra sociedad, este culto al sol tan de moda desde hace unos 30 años, está empezando a mostrar sus estragos, y las personas actualmente entre los 45 y 50 años están pagando el precio de estas sobre exposiciones, al tener pieles con más lesiones y defectos de lo esperado para su edad. Los efectos del bronceado, por la exposición continuada a los rayos ultravioleta, no son inmediatos y quienes se exponen en la adolescencia y al inicio de la tercera década, tendrán luego hacia la cuarta o quinta década, daños generados en las capas profundas de la piel por la degeneración celular. Esto las lleva a tener más lesiones, manchas y un envejecimiento prematuro de su piel, esto es lo que se denomina FOTOENVEJECIMIENTO. Por lo tanto este es un proceso que se inicia desde temprana edad, y no es exclusivo-como se pensaría- de las personas mayores o ancianas.

Nadie está exento de los efectos del fotoenvejecimiento si se expone al sol en forma continua, ya que la piel es muy vulnerable a este tipo de daño y paulatinamente se van presentando cambios en la apariencia y la función de la piel, tornándose esta más áspera, más arrugada, con pérdida de elasticidad y por lo tanto más flácida. Otras lesiones son la formación de manchas, cambios vasculares formándose venitas prominentes, deshidratación, e incluso pueden formarse tumores benignos y malignos.

El envejecimiento cronológico produce arrugas finas, pero a pesar de ello continua siendo suave y lisa, el deterioro ocasionado por el bronceado hace que las arrugas se tornen más marcadas y profundas, así como se intensifica la flacidez cutánea. Esto se debe a la paulatina ruptura de la fibras de colágeno a un ritmo mayor que el producido por el paso del tiempo por si sólo y por su parte la elastina se acumula de forma anormal. La capacidad de remodelación propia de la piel se reduce y cada vez hay más colágeno desorganizado que al irse acumulando junto con una elastina pobre favorecen las arrugas. En forma similar el estímulo de las radiaciones sobre los melanocitos, quienes son las células que contiene el pigmento llamado melanina, que es el que da el tono bronceado a la piel, hace que este pigmento se acumule de forma desordenada, formando finalmente las manchas o zonas hiperpigmentadas.

Siempre hay que usar un producto que nos proteja del sol, sean pantalla o protectores solares. Se deben aplicar 20 o 30 minutos antes de la exposición solar para que se puedan absorber por la piel y puedan ejercer su efecto en plenitud. Con protectores con SPF mayores se pueden alargar ligeramente los períodos de aplicación.

Para los laboratorios de Bella Aurora es uno de los problemas que más preocupa. Por eso ofrecemos una amplia gama de productos para prevención y eliminación de las manchas de la piel. Para todo tipo de pieles y edades. Al mismo tiempo cuidamos el envejecimiento de la piel con productos de última tecnología cosmética. Ayudamos a conservar, restituir y aumentar la calidad de la piel.

Productos antienvejecimiento Bella Aurora