esenptitderu

¿Me he quemado?

Las exposiciones prolongadas al sol sin protección se asocia a quemaduras, envejecimiento prematuro y graves enfermedades cutáneas, por lo que siempre es necesaria una adecuada protección solar.

Es especialmente importante proteger la piel de los niños, ya que cada quemadura solar produce daños irreversibles en la piel. Además muchos problemas cutáneos en la edad adulta, vendrán condicionados por la luz recibida durante la infancia, antes de los 7 años de edad.

El color de la piel está determinado por la cantidad y tipo del pigmento “melanina”, pigmento producido exclusivamente por unas células especializadas llamadas melanocitos. El hecho de que la piel se broncee.

La importancia de la Protección solar

Los primeros signos de una quemadura solar pueden no aparecer durante unas cuantas horas. Los posibles síntomas abarcan: piel roja y caliente, en ocasiones se acompaña de fiebre; pueden aparecer ampollas; después la piel se descama y se pela.

Aunque los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales (como la piel roja que duele al tacto), el daño cutáneo con frecuencia es permanente y puede tener efectos serios para la salud a largo plazo, incluyendo cáncer de piel.